ANTICONCEPCIÓN DE EMERGENCIA

< Volver Atrás

Con carácter excepcional podemos tener que recurrir a métodos que puedan evitar un embarazo una vez haya ocurrido ya coito con posibilidad fecundante.

 

Para ello existen las llamadas píldoras del día después, ya comercializadas para tal fin y que son píldoras que contiene un progestágeno a dosis muy altas, el levonorgestrel, separado en una o dos tomas, y que debe ser administrado dentro de las primeras 72 horas posteriores al coito. También existe la llamada píldora del quinto día, para aquellos casos en los que las dudas sobre lo ocurrido, la incapacidad de reacción o circunstancias que hayan impedido un acceso fácil a una píldora de emergencia en los primeros tres días hagan necesario un plan B. Suele usarse con este fin el acetato de ulipristal, un modulador selectivo de los receptores de progestrona.

La ley, siempre cambiante, hace más fácil o más difícil el acceso a las mismas. También el DIU puede ser usado como método contraceptivo de emergencia, pues su inserción intrauterina en las primeras horas tras un coito completo puede evitar igualmente un embarazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR