DIETA PARA SITUACIONES FISIOLÓGICAS

< Volver Atrás

Hay momentos de nuestra vida en los que los aportes nutricionales que requiere nuestro cuerpo son un poco diferentes a los habituales en un individuo adulto sano y normal. Así son por ejemplo, el embarazo, momento en el que el cuerpo femenino se transforma y ha de abastecer y formar a otro, o la lactancia en el que igualmente está sometido a un trabajo extra. Igual ocurre en la menopausia, cuando los cambios hormonales condicionan todo el metabolismo de la mujer.

O los momento extremos de la vida, como la niñez , cuando nuestro cuerpo está en constante transformación y multiplicación, o la vejez, momento en que nuestros órganos comienzan a funcionar de otra manera. En todas estas situaciones nuestra alimentación debe estar adaptada a esas necesidades específicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR