LIFTING BRANQUIAL Y CRURAL

< Volver Atrás

El lifting o estiramiento braquial y crural consiste en el retensado de la piel de brazos y muslos tras la extirpación del exceso de piel existente.

La finalidad es conseguir unos brazos y/o piernas tersos, sin flacidez y con un contorno más armónico.

 

Para quién

Se realiza en personas con un grado de flacidez cutánea importante, generalmente consecuencia de una gran pérdida de peso como es el caso de obesidad mórbida.

 

Incisiones

Dependiendo del grado de flacidez y, sobre todo, de la cantidad de piel que sea necesario eliminar, las incisiones variarán sobre todo en el caso de los muslos. Siempre que sea posible, la vía de abordaje se hará por la zonas en las que la cicatriz posterior quede lo menos visible posible, como la cara interna del brazo o el pliegue inguinal en el caso de los muslos.

 

Corrección de cicatrices

Sea cual sea la intervención que te hayan realizado previamente, si la cicatriz es dolorosa, hipertrófica (queloide), o se ha hundido, pude repararse con una nueva cirugía. Generalmente lo que haremos será extirparla, corregir las adherencias que hayan podido generarse y hacer una nueva más estética.

En caso de cicatrices pequeñas es algo que incluso puede hacerse con anestesia local.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR