LIPOSUCCIÓN

< Volver Atrás

La liposucción o lipoescultura consiste en la eliminación quirúrgica de acúmulos de grasa localizada que permanecen aunque tengas un peso normal. Aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, los más frecuentemente tratados con cirugía son los del abdomen, caderas (pistoleras), rodillas o tobillos.

 

Cirugía

Siempre bajo anestesia y en quirófano, consiste en la introducción de unas cánulas finas a través de las cuales se fragmenta y aspira el tejido graso. Las incisiones dejadas por dichas cánulas son mínimas y por tanto casi imperceptibles una vez finalizadoel proceso

 

Postoperatorio

Durante el postoperatorio, en el que las molestias suelen ser mínimas, se recomienda un protocolo de recuperación que incluirá radiofrecuencia, drenaje linfático y presoterapia para disminuir el edema y la inflamación, acelerar la recuperación celular, y hacer que el tejido se adapte a su nueva forma y volumen, reafirmándolo y evitando la flacidez. Es imprescindible una prenda de presoterapia, una faja, que se colocará en el postoperatorio inmediato y se deberá llevar al menos durante un mes.

 

Qué pasa si engordo

Con la liposucción se consigue eliminar la grasa de forma permanente. Lo que se extrae son adipocitos, las propias células grasas, con lo que estas no pueden volver a aumentar su volumen reteniendo grasa. Si engordas, lo harás de forma homogénea, y las zonas tratadas no engordarán más que el resto de tu cuerpo. Así, por ejemplo, si te has hecho una liposucción en las caderas, aunque cojas peso, no volverás a tener cartucheras nunca más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR