ONCOLOGÍA GINECOLÓGICA

< Volver Atrás

El papel del ginecólogo en consulta es fundamentalmente el cribado de patología oncológica ginecológica, sobre todo, por su frecuencia, del cáncer de cérvix con la citología y detección del virus del papiloma humano (VPH), y del cáncer de mama con la exploración y pruebas de imagen.

 

El cribado del cáncer de endometrio debe ser rutinario igualmente en mujeres tras la menopausia, y en aquellas que hayan tenido otro cáncer ginecológico como es el de mama y estén sometidas a algún tratamiento hormonal, si bien una buena valoración del grosor y características del endometrio debe hacerse en cada ecografía que se realice por el motivo que sea.

 

La vulva puede ser la gran olvidada puesto que su patología maligna es estadísticamente poco frecuente. Por eso una buena exploración de la misma debe realizarse de rutina en las revisiones periódicas. Por desgracia, el cáncer de ovario tiene una historia natural mucho menos previsible, lo que, entre otras cosas, hace que no dispongamos de una técnica de cribaje como para el cérvix o la mama. Por ello, al igual que con la vulva o el endometrio, al menos debemos hacer una buena valoración de los ovarios cada vez que hagamos una ecografía ginecológica sea cual sea el motivo por el que la hagamos, pero sobre todo en las revisiones rutinarias.

 

Una vez diagnosticado un cáncer ginecológico, se debe hacer una valoración multidisciplinar por un equipo quirúrgico especializado en oncología y oncólogos médicos para proceder al tratamiento más adecuado a cada caso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR