El PSA, las siglas para “antígeno prostático específico”, es una proteína secretada por la próstata que se eleva en sangre en determinadas situaciones patológicas como el cáncer de próstata, y otras que no implican malignidad como la prostatitis, la hiperplasia o crecimiento benigno prostático, o las relaciones sexuales.

 

La valoración de sus niveles en sangre sirve por tanto para hacer una primera aproximación en el diagnostico del cáncer de próstata, y ha supuesto un gran avance en el abordaje de esta enfermedad en la que hasta hace relativamente poco sólo teníamos para ello el tacto rectal.

 

Al no ser específico de cáncer, deben valorarse muy bien los niveles sanguíneos del PSA en conjunto con la edad e historia clínica de cada paciente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR