RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

< Volver Atrás

Es la cirugía empleada tras mastectomías u otras técnicas quirúrgicas empledas en casos de patología mamaria maligna para devolver a la mujer su armonía corporal y con ello su autoestima, lo que sin duda mejorará el pronóstico de su proceso.

 

Cuando

La reconstrucción mamaria puede realizarse en el mismo momento de la mastectomía, reconstrucción inmediata, o bien de forma diferida, tras semanas, meses o incluso años. Nunca es tarde para intentar sentirse mejor.

 

Tipos de cirugía

Existen numerosas técnicas a elegir dependiendo de cual haya sido la cirugía realizada para tratar el problema previo.

 

Reconstrucción con implantes

La más usada es la colocación de prótesis mamaria.

En la mayoría de estos casos, es necesaria la colocación previa de un expansor a fin de aumentar la elasticidad de la piel para que pueda dar cabida a la prótesis. El expansor es un implante temporal que se va rellenando de suero paulatinamente y en consulta hasta que alcanza el tamaño deseado. Ya en quirófano, se cambia el expansor por la prótesis definitiva.

 

Lipofilling

Consiste en rellenar el espacio mamario con grasa de la propia paciente extirpada previamente de otra zona. Suele usarse en casos en que el volumen necesario no sea muy grande y se pretendan conseguir unos resultados muy naturales. A veces se utiliza como complemento a otras cirugías.

También sirve para corregir asimetrías y remodelación del pecho, aumentar el volumen mamario en una mama con prótesis en la que no se desean cambiar los implantes o rellenar bordes palpables o alguna zona de pliegues de prótesis

 

Simetrización de mama contralateral

Existen diferentes técnicas para la mama remanente con las que se pretende igualar forma y tamaño de ambas mamas.

 

Reconstrucción del pezón y la areola

En la mayor parte de los casos, al final del proceso es necesaria la reconstrucción del pezón y la areola que, cuando es posible, suele hacerse con piel del mama contralateral recosntruida.

 

Micropigmentación areola mamaria

Es el paso final de una reconstrucción mamaria.

Consiste en la introducción en la dermis de micropigmentos con lo que se consigue que el pecho acabe teniendo un aspecto muy natural. A diferencia de la tinta que se usa de los tatuajes, estos micropigmentos van desapreciendo con el tiempo por lo que suele tener que hacerse retoques con el tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR