RINOPLASTIA

< Volver Atrás

Es la remodelación quirúrgica de la nariz con la que se intenta conseguir una nariz más armónica y proporcionada con respecto a las estructuras del resto de la cara. Es por eso que, si alguna cirugía requiere especial personalización, sería esta por antonomasia.

Se llama rinoplastia cuando sólo se tocan las estructuras externas la nariz, y rinoseptoplastia cuando hay además intervención en el tabique nasal, como ocurre cuando, además de una finalidad estética, con la intervención se persigue mejorar la funcionalidad nasal como en casos de desviación del tabique u obstrucción de cornetes.

 

Técnicas

 

Rinoplastia cerrada

En los casos en que la corrección necesaria sea escasa. Se hacen incisiones por dentro de la nariz sin exponer estructuras osteocartilaginosas.

 

Rinoplastia abierta

Para casos de mayor complejidad que requieran una exposición de las estructuras nasales internas para poder trabajar con mayor precisión. En estos casos se requiere hacer una pequeña incisión en la piel existente entre los dos orificios nasales que se llama columela, para desde ahí poder acceder al interior de la nariz.

La cicatriz resultante será prácticamente invisible.

 

Posoperatorio

Al finalizar la intervención suele dejarse una férula y tapones nasales que deben mantenerse unos días.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR