SEGUNDAS CIRUGÍAS

< Volver Atrás

Si no te gusta cómo has quedado

En ocasiones hay que volver a operar una mama ya intervenida. Las razones pueden múltiples, pero una de las más frecuentes es una cirugía previa mal hecha con resultados estéticos no deseados.

 

Recambio de prótesis

En ocasiones es necesario cambiar la prótesis por envejecimiento de la misma, como por ejemplo ocurre en el caso de las prótesis lisas con más de diez años. La prótesis envejecida presenta alteraciones físicas como la presencia de pliegues (rippling) que interfieren con su funcionalidad y aumentan su probabilidad de rotura.

La rotura de las prótesis es un motivo ineludible para el cambio. Aveces se desea cambiar el tamaño de las que ya se tienen por uno mayor o menor.

O cambiar el plano en el que estaban implantadas. Cuando se ha descolgado el implante y es necesario elevar la mama o el propio implante; cuando se ha encapsulado o cuando se desea simplemente cambiar el tipo de prótesis por que la elegida previamente no tenía la forma y/o calidad adecuadas, o la cirugía se realizó mal.

 

Retirada de prótesis

Excepcionalmente, algunas mujeres, con el tiempo, desean dejar de tener implantes mamarios. Es una cirugía sencilla que consiste básicamente en la extracción de los implantes mamarios. En estos casos solemos recomendar relleno con grasa propia posterior con el fin de que no quede el pecho demasiado flácido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR