Diu para todas

Desde que la Sociedad Española de Contracepción (SEC) se ha pronunciado no caben más las dudas.

El método anticonceptivo de primera elección para mujeres de cualquier edad es un LARC, siglas en inglés para anticonceptivo reversible de larga duración.

Y la razón por la que establece esta indicación es muy convincente:

Con las recomendaciones que existían hasta aquí en materia de anticoncepción, que se establecían fundamentalmente según edad y paridad, la cantidad de embarazos no deseados, y por lo tanto abortos, seguía y sigue siendo espeluznante.

Y no solo en España, sino en todo el mundo.

Una razón de peso

Independientemente de su condición religiosa, ética o moral, la interrupción voluntaria de un embarazo (IVE) es una experiencia por la que ninguna mujer desearía pasar.

Para intentar evitarlos, incluso desde los gobiernos se han lanzado campañas de concienciación más o menos aceptadas por todos los sectores de la sociedad.

Se han hecho campañas informativas.

Se ha intentado promover el uso de anticonceptivos en general y del preservativo en particular, especialmente entre los jóvenes.

Pero los embarazos no deseados siguen ocurriendo, y mucho.

Ocurre con más frecuencia en las edades fértiles más extremas: las chicas más jóvenes que con frecuencia piensan que eso no les puede ocurrir justo a ellas, y las mujeres en edad más cercana a la menopausia que se confían por estar en una etapa menos fértil.

Los LARC

Long lasting reversible methods o métodos reversible de larga duración son tanto el DIU como los implantes anticonceptivos.

El DIU o dispositivo intrauterino (en inglés IUD o intrauterine device) es un dispositivo que se coloca dentro del útero y que, solo por estar ahí, genera una serie de cambios en el endometrio como para evitar la gestación. Puede ser hormonal como el Mirena o el Jaydesse,  o, el más clásico, de metal, generalmente de cobre, cuya última versión es el esférico IUB OCON. Incluso los hormonales deben su efecto anticonceptivo especialmente al hecho de ser un cuerpo extraño y no tanto al efecto de las hormonas, que van en una cantidad mínima.

Los implantes anticonceptivos son unos dispositivos que se colocan bajo la piel y liberan hormonas actuando como cualquier anticonceptivo hormonal al impedir la ovulación.

Los implantes hormonales, que tradicionalmente han tenido más éxito en otros países, están extendiendo su uso en España, donde está comercializado uno, el Implanon.

A diferencia del DIU, que se coloca en una cavidad natural como es el útero, el implante tiene el inconveniente de tener que implantarse subdérmico, por lo que tanto su colocación como su extracción son algo más complicadas, requiriendo una mínima incisión en la piel, generalmente en la cara interna del brazo.

El DIU, un método no sujeto a olvidos

El motivo que ha llevado por tanto a la Sociedad Española de Contracepción, SEC, a establecer la indicación de los LARC como métodos anticonceptivos de primera elección en mujeres de cualquier edad es su eficacia anticonceptiva.

Y su eficacia anticonceptiva se debe tanto a la eficacia que per sé tienen estos métodos como, y fundamentalmente, al hecho de que no se pueden olvidar ni en ocasiones en que el estado de conciencia falle, ni pueden estar no disponibles ni con las farmacias cerradas como es el caso de los preservativos.

El método anticonceptivo más barato

Si tenemos en cuenta su coste y larga duración, el DIU, y también el implante, pueden considerarse de los métodos anticonceptivos más económicos, equiparables a los anticonceptivos hormonales orales genéricos o recetados por la seguridad social.

Para mujeres de cualquier edad

Para todas.

Y todas son todas.

Especialmente las más jóvenes, que son, sin duda, las que mayor riesgo tienen de embarazos no deseados.

Aunque a muchos padres les cueste admitir que sus hijas hayan crecido y estén en edad de riesgo.

Porque las relaciones sexuales entre los jóvenes van a seguir existiendo; el DIU solo disminuye el riesgo de embarazo.

Tanto es así que, aunque a una chica joven en realidad se le pueda poner cualquier tipo de DIU, ha salido al mercado un DIU hormonal de pequeño tamaño especialmente pensado para chicas jóvenes, el Kyleena.

Por tanto, sí, aunque sin duda la expresión “DIU para todas” no es del todo exacta y está sujeta a matices que pueda presentar una paciente concreta, sí parece que, a priori, es el mejor método anticonceptivo para todas nosotras.

Lo dice la SEC.

Dra. Montserrat Albarrán Gómez

Nº. Col. 30/28/49454

Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia
Experto en Ginecología Estética Funcional y Regenerativa
Máster en Medicina Estética y Antienvejecimiento



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR