PELO SÍ, PELO NO.

Los designios de la moda han llegado al pelo de la zona genital, que, al igual que el de la cabeza, también está influenciado por los criterios estéticos que marcan las tendencias.

 

Desde la década de los 70, el triángulo de vello púbico se ha ido viendo cada vez más reducido. Hemos ido desde la depilación de ingles, pasando por las ingles brasileñas, hasta los últimos años en los que el vello púbico ha llegado a desaparecer del todo, incluido el vello de los labios mayores.

 

Y parece ser que esta ha sido la clave de la explosión de la ginecoestética en su vertiente más  estética. Las mujeres empiezan a verse y empiezan a demandar mejoras.

 

Al igual que en el resto del cuerpo, la depilación puede hacerse de mil maneras, pero, especialmente en esta zona que es tan sensible, lo que ha imperado es la depilación definitiva a base de luz, la fotodepilación.

 

Falsos mitos

 

Todavía mucha gente cree, incluidos médicos, que esto podría ser perjudicial, que podría eliminar un supuesto efecto protector del pelo frente a infecciones en esta zona.

 

Pero nuestra larga  experiencia en estas lides nos dice que esto está muy lejos de ser cierto.

 

Al gusto del consumidor

 

También hay mucha gente que ve en el vello púbico  un atractivo sexual.

 

Y, con respecto a esto, no tenemos nada que decir. Para gustos los colores.

 

Y existen tantos diseños de vello púbico en la depilación genital como ofrezca la imaginación de la usuaria.

 

Fotodepilación

 

El método de depilación que está más indicado en las zonas íntimas tanto masculinas como femeninas son las fuentes de luz.

 

Esto es porque ofrecen una depilación si no definitiva al menos más duradera y progresiva.

 

El pelo sale cada vez más fino, sin la irritación e infecciones que se suelen dar por ejemplo cuando se depila con cuchilla o cera. Esa irritación cutánea además suele acabar dando problemas de hiperpigmentación.

 

Y dado el grosor y color que suele tener en esta zona el pelo, lo habitual es que tras cierto número de sesiones, diferentes para cada persona, sí suela desaparecer del todo.

 

Y porque durante el proceso también se producen otros beneficios como la desinfección de la zona por efecto de la propia luz, y, lo que es más deseado, un rejuvenecimiento y aclaramiento de la piel.

 

En Artemédica usamos IPL, luz pulsada intensa.

 

La luz pulsada, a diferencia de otras fuentes de luz, emite en un rango amplio de longitudes de onda que se acotan con filtros para unas finalidades u otras.

 

A pesar de los filtros, algo de luz de todo el rango atraviesa el cristal del filtro de tal forma que mientras depilamos estamos ofreciendo otros beneficios como la estimulación de colágeno, mejoría de cicatrices, rejuvenecimiento cutáneo y aclaramiento y unificación del tono de la piel.

 

Más información sobre fotodepilación

Dra. Montserrat Albarrán Gómez

Nº. Col. 30/28/49454

Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia
Experto en Ginecología Estética Funcional y Regenerativa
Máster en Medicina Estética y Antienvejecimiento



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR