SEGUNDAS CIRUGÍAS

Si no te gusta cómo has quedado

En ocasiones hay que volver a operar una mama ya intervenida. Las razones pueden múltiples, pero una de las más frecuentes es una cirugía previa mal hecha con resultados estéticos no deseados.

 

Recambio de prótesis

En ocasiones es necesario cambiar la prótesis por envejecimiento de la misma, como por ejemplo ocurre en el caso de las prótesis lisas con más de diez años. La prótesis envejecida presenta alteraciones físicas como la presencia de pliegues (rippling) que interfieren con su funcionalidad y aumentan su probabilidad de rotura.

La rotura de las prótesis es un motivo ineludible para el cambio. Aveces se desea cambiar el tamaño de las que ya se tienen por uno mayor o menor.

O cambiar el plano en el que estaban implantadas. Cuando se ha descolgado el implante y es necesario elevar la mama o el propio implante; cuando se ha encapsulado o cuando se desea simplemente cambiar el tipo de prótesis por que la elegida previamente no tenía la forma y/o calidad adecuadas, o la cirugía se realizó mal.

 

Retirada de prótesis

Excepcionalmente, algunas mujeres, con el tiempo, desean dejar de tener implantes mamarios. Es una cirugía sencilla que consiste básicamente en la extracción de los implantes mamarios. En estos casos solemos recomendar relleno con grasa propia posterior con el fin de que no quede el pecho demasiado flácido.

0
1

GINECOMASTIA EN EL VARÓN

La ginecomastia es el aumento del tamaño de las mamas en el hombre a expensas tanto de la grasa como del tejido glandular.

La pseudoginecomastia es el aumento del tamaño mamario en el varón pero sólo de su contenido graso. La ginecomastia puede estar causada por algunas enfermedades que cursan con alteraciones hormonales, toma de medicamentos o predisposición genética. La peudoginecomastia suele darse en casos de obesidad y, a veces con el envejecimiento.

 

Cirugía

Con esta cirugía se consigue devolver al varón su tórax plano y firme como existía antes de la alteración. La corrección de la ginecomastia consiste en la extirpación de tejido graso con o sin tejido glandular dependiendo del caso. En ocasiones es necesario extirpar también piel haciendo una reconstrucción posterior.

El postoperatorio es muy llevadero, con mínimas molestias, y la recuperación excelente sobre todo con técnicas de fisioterapia de recuperación como el drenaje linfático.

0
1

RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

Es la cirugía empleada tras mastectomías u otras técnicas quirúrgicas empledas en casos de patología mamaria maligna para devolver a la mujer su armonía corporal y con ello su autoestima, lo que sin duda mejorará el pronóstico de su proceso.

 

Cuando

La reconstrucción mamaria puede realizarse en el mismo momento de la mastectomía, reconstrucción inmediata, o bien de forma diferida, tras semanas, meses o incluso años. Nunca es tarde para intentar sentirse mejor.

 

Tipos de cirugía

Existen numerosas técnicas a elegir dependiendo de cual haya sido la cirugía realizada para tratar el problema previo.

 

Reconstrucción con implantes

La más usada es la colocación de prótesis mamaria.

En la mayoría de estos casos, es necesaria la colocación previa de un expansor a fin de aumentar la elasticidad de la piel para que pueda dar cabida a la prótesis. El expansor es un implante temporal que se va rellenando de suero paulatinamente y en consulta hasta que alcanza el tamaño deseado. Ya en quirófano, se cambia el expansor por la prótesis definitiva.

 

Lipofilling

Consiste en rellenar el espacio mamario con grasa de la propia paciente extirpada previamente de otra zona. Suele usarse en casos en que el volumen necesario no sea muy grande y se pretendan conseguir unos resultados muy naturales. A veces se utiliza como complemento a otras cirugías.

También sirve para corregir asimetrías y remodelación del pecho, aumentar el volumen mamario en una mama con prótesis en la que no se desean cambiar los implantes o rellenar bordes palpables o alguna zona de pliegues de prótesis

 

Simetrización de mama contralateral

Existen diferentes técnicas para la mama remanente con las que se pretende igualar forma y tamaño de ambas mamas.

 

Reconstrucción del pezón y la areola

En la mayor parte de los casos, al final del proceso es necesaria la reconstrucción del pezón y la areola que, cuando es posible, suele hacerse con piel del mama contralateral recosntruida.

 

Micropigmentación areola mamaria

Es el paso final de una reconstrucción mamaria.

Consiste en la introducción en la dermis de micropigmentos con lo que se consigue que el pecho acabe teniendo un aspecto muy natural. A diferencia de la tinta que se usa de los tatuajes, estos micropigmentos van desapreciendo con el tiempo por lo que suele tener que hacerse retoques con el tiempo.

0
1

REMODELACIÓN MAMARIA

Mama tuberosa

Existen malformaciones de la mama que pueden ser corregidas con cirugía. Una de las más frecuentes es la mama tuberosa, llamada así por tener forma tubular.

 

Causas

Las causas no están del todo claras, pero parece que es un defecto del desarrollo de la mama durante su formación y crecimiento en la adolescencia, de forma que crece sólo hacia delante desde una base de implantación pequeña, con lo que el resultado es una mama en forma de tubo o cono en vez de redondeada.

Suelen ser mamas muy separadas, pequeñas, con una areola desproporcionadamente grande para el tamaño de la mama, y con frecuencia asimétricas. En ocasiones incluso la anomalía se presenta sólo en una mama.

 

Cirugía

El éxito de esta cirugía correctora comienza por un buen diagnóstico. El objetico de la cirugía es corregir la forma tubular, aumentar el volumen mamario, modificar el aspecto de la areola y a veces elevar la mama. En la mayoría de las ocasiones la paciente acude a consulta solo porque considera que tiene el pecho pequeño y desea un aumento de tamaño. Si no se hace una corrección anatómica adecuada antes de aumentar el volumen habrá un mal resultado estético.

 

Asimetría mamaria o anisomastia

Se llama anisomastia a la desigualdad en el tamaño y/o forma de las mamas.

 

Causas

Esta puede estar debida a un desarrollo desigual de cada una de las mamas o bien ser consecuencia de alguna enfermedad, embarazo o un tratamiento quirúrgico realizado generalmente en el cáncer de mama. De forma natural, la mayoría de las mujeres presentan una discreta asimetría mamaria de la que apenas son conscientes y que no influye en absoluto en su autopercepción. Pero cuando la simetría es más evidente casi siempre afecta a su autoestima repercutiendo negativamente en sus relaciones sociales y sexuales.

 

Soluciones

Dependiendo de la causa, el grado de asimetría, y, sobre todo, si existe algún tipo de malformación asociada, las técnicas quirúrgicas serán diferentes y adaptadas a cada caso.

Se puede recurrir a elevación, reducción, o aumento mamario, con prótesis o grasa autóloga, o una combinación de ellas.

0
1

MASTOPEXIA O ELEVACIÓN MAMARIA

Mama tuberosa

Existen malformaciones de la mama que pueden ser corregidas con cirugía. Una de las más frecuentes es la mama tuberosa, llamada así por tener forma tubular.

Causas

Las causas no están del todo claras, pero parece que es un defecto del desarrollo de la mama durante su formación y crecimiento en la adolescencia, de forma que crece sólo hacia delante desde una base de implantación pequeña, con lo que el resultado es una mama en forma de tubo o cono en vez de redondeada.

Suelen ser mamas muy separadas, pequeñas, con una areola desproporcionadamente grande para el tamaño de la mama, y con frecuencia asimétricas. En ocasiones incluso la anomalía se presenta sólo en una mama.

Cirugía

El éxito de esta cirugía correctora comienza por un buen diagnóstico. El objetico de la cirugía es corregir la forma tubular, aumentar el volumen mamario, modificar el aspecto de la areola y a veces elevar la mama.

En la mayoría de las ocasiones la paciente acude a consulta solo porque considera que tiene el pecho pequeño y desea un aumento de tamaño. Si no se hace una corrección anatómica adecuada antes de aumentar el volumen habrá un mal resultado estético.

0
1

REDUCCIÓN MAMARIA

Con la mamoplastia de reducción se consigue disminuir el tamaño y con  ello el peso del pecho, adecuándolos a los requerimientos estético y funcionales de la paciente.

Para quien

Es para aquellas pacientes cuyo volumen mamario esté desproporcionado, por exceso, con su cuerpo. Y no es exclusiva de pacientes obesas. La hipertrofia mamaria puede darse tanto en pacientes con sobrepeso como en pacientes delgadas. Aunque la mayoría de las veces se hace por motivos estéticos, en algunos casos, se recurre a una reducción mamaria por problemas médicos. En un  tamaño mamario excesivo, gigantomastia, el peso de las mamas puede dar lugar a dolores de espalda, cuello, cefaleas, dermatitis  en el pliegue submamario e incluso problemas respiratorios.

Elegir el tamaño adecuado

Como en el caso de la mamoplastia de aumento, en el de reducción el tamaño deberá estar acorde con las dimensiones y constitución de la paciente, guardando las proporciones naturales de su cuerpo.

0
1

AUMENTO MAMARIO

Mamoplastia de aumento

La mamoplastia de aumento es la técnica quirúrgica encaminada a aumentar el volumen y mejorar la forma de la mama.

Para quien

Está indicada en mujeres en las el tamaño natural del pecho no se ajusta a sus ideal de belleza.También en mujeres con asimetrías mamarias, o en aquellas que quieran recuperar el volumen perdido a causa de embarazo, lactancia, pérdida de peso  o la edad. La técnica más utilizada es la colocación de implantes, prótesis. Pero existe la alternativa con grasa de la propia paciente, la llamada lipotransferencia mamaria o lipofilling.

Elección de la prótesis

Se requiere una exhaustiva valoración de cada caso, con el fin de decidir forma y tamaño de la prótesis, así como la vía de entrada más adecuada en cada caso y que a su vez que se ajuste a los deseos de la paciente.

Para elegir el tamaño de la prótesis, ha de evaluarse las dimensiones de la paciente, constitución física y calidad de la piel. Los tres parámetros más importantes son, la anchura de la prótesis, la altura a la que se va a colocar y la proyección deseada por la paciente, es decir, cuanto desea que sobresalga de su caja torácica hacia delante.

Elección de la vía de entrada y colocación.

El cirujano valorara la vía de entrada que vaya a tener unos resultados más estéticos según la mama. Hasta aquí se recomendaba con más frecuencia un abordaje periareolar, pero, cuando las características mamarias lo permiten, cada vez  se opta más por una abordaje submamario pues la cicatriz tenderá a quedar oculta con la caída del pecho. Igualmente el cirujano habrá de elegir la situación del implante, pudiendo ser submuscular (retropectoral), subfascial, o subglandular (debajo de la propia glándula. La tendencia más habitual es colocar la prótesis retropectoral, bajo el músculo pectoral mayor.

Protesis garantizadas

Las prótesis que usamos en Artemédica son siempre las más seguras.

0
1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR