La Luz Pulsada Intensa (IPL) sigue siendo hoy en día el sistema más seguro de depilación progresiva de larga duración. Los avances tecnológicos permiten que se realice de forma rápida, eficaz y prácticamente indolora. Nuestra misión es siempre la de ofrecerte un método en el que creemos y que de hecho usamos para nosotros mismos, proporcionarte de forma fidedigna todos los conocimientos que estén a nuestro alcance, y sobre todo, responder por lo que hacemos.

CÓMO ACTUA

Su mecanismo de acción es la destrucción por calor o fototermolisis selectiva : la melanina, pigmento que da color a la piel y se encuentra en una altísima concentración en el folículo piloso, absorbe la energía de la luz transformándola en calor, alcanzando  una gran temperatura en un corto espacio de tiempo y destruyendo con ello las estructuras que dan origen al pelo.

PARA QUIÉN

La gran ventaja  de la luz pulsada es su versatilidad, por lo que puede adaptarse a todo tipo de piel y pelo, siendo un tratamiento idóneo tanto para hombres como mujeres.

VARIABLES A TENER EN CUENTA

La eficacia del tratamiento depende de variables como el color del pelo y de la piel circundante, las diferentes fases de crecimiento del pelo en las diferentes partes del cuerpo, la sensibilidad individual a variaciones hormonales así como de el tipo de área a tratar.

Alcanzará mayor temperatura y por lo tanto se destruirá mejor el pelo más oscuro, así como una piel clara nos permitirá atacar la zona con mayor potencia de luz.

Se sabe que el folículo es más sensible en fase de crecimiento activo (anágena) que en fase de involución (catágena) o reposo (telógena), pues en esa fase la actividad celular es mayor, siendo diferente este momento en las distintas  partes del cuerpo e incluso en los distintos folículos de la misma zona. Esto implica la necesidad de varias sesiones, y hace que en cada sesión en unas zonas la eficacia  sea mayor que en otras.

La idiosincrasia de cada persona la hace más o menos sensible a sus niveles hormonales, sean estos patológicos o no, que en el caso de la mujer  varían constantemente  con el ciclo menstrual.

De la misma forma cada zona del cuerpo tiene una predisposición genética a tener más o menos pelo y a que este sea más o menos sensible a las hormonas, lo que viene determinado por la existencia o no de folículos pilosos (no hay en palmas o plantas) y la cantidad de receptores hormonales existentes en dichos folículos, siendo esto igual en todas las personas. Así existen zonas más  difíciles  de tratar como por ejemplo el labio superior, muy sujeto a los niveles de hormonas, y otras más fáciles, como puede ser el entrecejo, en el que el  número de sesiones necesarias será menor y mayor la duración entre las mismas.

TARIFAS

Tenemos una amplia gama de tarifas y formas de pago que te aconsejaremos según las necesidades de tu piel y pelo.

Las últimas ofertas las puedes encontrar en nuestra sección de Promociones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR