¿Tengo Hiperlaxitud Vaginal?

Muchas mujeres a partir de un determinado momento de su vida pueden percibir que su vagina se comporta de un modo diferente, como si se hubiera quedado más ancha.

Las usuarias de tampones o copa vaginal pueden tener la sensación de que el tamaño que usan de forma habitual se les tiende a salir a las zonas más externas de la vagina, posición en la que un tampón o copa vaginal incomoda mucho.

Si se miran con un espejo se suelen ver una apertura vaginal mayor que la que tenían tiempo atrás, y en general no les gusta.

Pero lo que más disconformidad causa en la mujer que lo padece es la disminución de sensaciones durante el coito debido a la disminución de la fricción, unido a la frecuente aparición de ruidos vaginales que suceden por la falta de adaptación de la vagina por su nuevo aumento de capacidad.

Toda esta sintomatología forma parte de lo que se denomina Síndrome de hiperlaxitud vaginal o Síndrome de relajación vaginal.

 

Cuándo ocurre

 

La hiperlaxitud vaginal se da de forma casi exclusiva en mujeres que han tenido partos vaginales, especialmente si han sido varios (multíparas) y si han tenido fetos grandes.

Pero cualquier mujer que haya tenido un parto vaginal reciente incluso de un feto pequeño puede padecerlo como mínimo de forma transitoria.

Toda esta sintomatología puede ir acompañada o no de incontinencia de orina o problemas de suelo pélvico, pero la hiperlaxitud vaginal es una entidad por sí misma que se puede dar y de hecho se da de forma aislada en un gran porcentaje de casos sin que tenga que ir acompañada de pérdidas de orina o debilidad del suelo pélvico.

 

Es un concepto tanto anatómico como funcional

 

Como en el resto de tejidos de nuestro cuerpo con el tiempo disminuye la capacidad para formar proteínas que nos dan tensión y elasticidad como son el colágeno y la elastina. En el caso de la vagina se añade el hecho de que durante los partos sufre una gran distensión que rompe muchas fibras tanto conectivas como musculares que luego no se reparan en su totalidad y que hace que no recupere su forma y tamaño original.

Puede ser apreciable o no a la vista una vagina grande o de mayor tamaño al existente previamente, teniendo en cuenta que es difícil establecer criterios de normalidad en lo que a tamaño vaginal se refiere. Pero lo que sucede siempre es que la mujer percibe su vagina como más grande, de forma que funcionalmente no consigue reducir su tamaño incluso con una fuerte contracción muscular.

 

Diagnóstico, cómo sé si lo tengo

 

Teniendo en cuenta que esta es una entidad tanto anatómica como funcional, el diagnóstico de momento es subjetivo, y recae básicamente en las sensaciones referidas por la paciente.

La mujer que se nota la vagina más grande, que nota que ha disminuido la fricción durante el coito y con ello sus sensaciones y posiblemente las de su pareja, padece síndrome de hiperlaxitud vaginal, sea más o menos evidente a la exploración.

Igualmente cuando a la exploración se percibe una apertura vaginal mayor, acompañada en muchas ocasiones de prolapsos vaginales incipientes, también se considera que existe hiperlaxitud vaginal, pero si la paciente no refiere ninguna sintomatología añadida, aunque pueda obtener muchos beneficios del tratamiento, no está claro que haya que tratarlo.

 

Soluciones

 

El único tratamiento eficaz del síndrome de hiperlaxitud vaginal es el láser  vaginal de CO2.

El láser CO2 es conocido en medicina desde hace mucho tiempo por su capacidad para regenerar tejidos devolviéndoles la tensión y causando una retracción muy utilizada ya en piel desde hace tiempo por ejemplo en medicina estética, y desde hace menos años en ginecología pero ya con muy buenos resultados como se puede ver en cada vez más bibliografía científica.

Para su aplicación vaginal se utilizan unos dispositivos tubulares especiales intravaginales que, mediante un sistema de espejos controlados por un scanner permiten proyectar la luz láser a lo largo del epitelio vaginal en toda su longitud y circunferencia. Los impactos lumínicos ejercen un estímulo en los fibroblastos del tejido conectivo que hacen que este aumente de espesor, consistencia y elasticidad sobre todo a través de la formación de nuevas proteínas como el colágeno y la elastina.

El que el láser vaginal de CO2 sea el tratamiento por antonomasia del síndrome de hiperlaxitud vaginal, y esta patología tan frecuente tras el parto, hace que también se le conozca como láser postparto.

Es un tratamiento ambulatorio, corto, y que se hace con anestesia tópica de forma totalmente indolora, con posibilidad de incorporación inmediata a la vida normal.

 

 

Saber más sobre Lase CO2

 

En el caso de la hiperlaxitud vaginal se acompañe de incontinencia de esfuerzo el láser vaginal de CO2 sigue siendo la mejor opción pues la incontinencia urinaria se trata se forma simultánea con la sola modificación de parámetros en las áreas vaginales adecuadas.

Los problemas del suelo pélvico que vayan más allá de la incontinencia de orina, aunque después de un tratamiento con láser vaginal de CO2 van a estar muy minimizados, podrían beneficiarse   de fisioterapia especializada de suelo pélvico en manos de un fisioterapeuta experto en la materia que se encargue de ejercitar toda la musculatura vaginal.

La infiltración de ácido hialurónico voluminizador en las paredes vaginales podría ser una alternativa al láser vaginal aunque sus resultados más pobres. En el caso del ácido hialurónico reticulado utilizado con este fin, lo que se hace es rellenar dejando un depósito que ocuparía un volumen que reduciría el diámetro vaginal, pero que en realidad no habría ni regenerado ni tensado ni aumentado la elasticidad del epitelio vaginal, ni siquiera cerrado el.

En Artemédica disponemos de uno de los mejores láseres de CO2 para uso vaginal, lo que nos convierte en uno de los pocos centros médicos que pueden ofrecer una solución eficaz para el síndrome de hiperlaxitud o relajación vaginal.

Dra. Montserrat Albarrán Gómez

Nº. Col. 30/28/49454

Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia
Experto en Ginecología Estética Funcional y Regenerativa
Máster en Medicina Estética y Antienvejecimiento



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR