Toxina botulínica para vaginismo y vulvodinia

Un tratamiento alternativo y complementario en trastornos de dolor vulvar como el vaginismo y la vulvodinia.

 

Toxina botulínica para vaginismo y vulvodinia

Un tratamiento alternativo y complementario en trastornos de dolor vulvar como el vaginismo y la vulvodinia.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

ASESORAMIENTO SIN COMPROMISO






Financiación a medida

Vaginismo

Siendo vaginismo y vulvodinia dos problemas absolutamente diferentes, tienen el denominador común del dolor, dolor para el que la toxina botulínica presenta una alternativa terapéutica que está demostrando ser eficaz.

El vaginismo es la contracción involuntaria y dolorosa de la musculatura vaginal en respuesta a su estimulación de forma que imposibilita de forma total o parcial su penetración, lo que condiciona tremendamente las relaciones sexuales.

Puede ser un vaginismo primario si ha existido desde la primera vez que se ha intentado una penetración o vaginismo secundario si previamente se habían tenido relaciones completas sin problema.

Importancia de un buen diagnóstico

Existen otras situaciones que es fácil confundir con un vaginismo, como es el caso de alteraciones patológicas del himen respecto a su consistencia, himen rígido “en tabla o de madera”, o respecto a su forma como un himen tabicado, ya que cursan con dolor durante la penetración, pero cuyo tratamiento es quirúrgico (cirugía convencional o láser de CO2).

Una confusión con respecto a una u otra patología puede retrasar o impedir el tratamiento de forma adecuada con resultados nefastos para la vida sexual y personal de la mujer que lo padece.

Tratamiento del vaginismo

Aunque puede ser multifactorial, su causa del vaginismo es fundamentalmente psicológica, por lo que el abordaje terapéutico se debe hacer de entrada desde la psicoterapia.

En el momento que el psicoterapeuta considere adecuado, es conveniente ir haciendo un acercamiento a la penetración vaginal.

Para ello se han usado tradicionalmente dilatadores vaginales, y hoy se está empleando cada vez más la infiltración de toxina botulínica en la musculatura vaginal afectada.

La toxina botulínica, mal llamada botox, al igual que cuando se infiltra en cualquier otro músculo del cuerpo, interrumpe la información en la placa nerviosa, de forma que el músculo infiltrado no se contrae o se contrae más débilmente, con lo que rompemos el círculo vicioso de contracción-dolor-miedo-más contracción.

Sus efectos son transitorios, de entre 4 y 6 meses de duración, tiempo en el que la paciente debe ir rompiendo el círculo vicioso del dolor y el miedo a la par que continúa con la terapia psicológica.

Está claro que en el vaginismo la toxina boulínica es una terapia coadyuvante a la terapia psicológica, que debe ser introducida en el momento adecuado, y que, sin esta, no tiene valor.

Normalmente es suficiente con una sesión, pero dependerá de la gravedad y tipología de cada caso que pueda ser necesaria alguna más.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Vulvodinia

La vulvodinia es el dolor crónico vulvar, generalizado o bien localizado, que se desencadena generalmente con el contacto, en muchas ocasiones de una zona concreta que se denomina “punto gatillo”.

Es una patología poco clara y que a menudo se puede confundir con otras afecciones dolorosas de la vulva, pero que en definitiva afecta gravemente a la calidad de vida de las pacientes.

Definido en 1991 por la ISSVD (Sociedad Internacional para el Estudio de las Enfermedades de la Vulva), hasta entonces era una patología desconocida que no aparecía en los libros de texto. Incluso hoy la mayoría de las mujeres que la padecen suelen ser tratadas como enfermas mentales y rechazadas en consulta.

Causas de la vulvodinia

De causa desconocida y aun pareciendo tener en muchas ocasiones un importante componente psicológico, se sabe que físicamente existen unas terminaciones nerviosas receptoras de dolor o nociceptivas que están constantemente emitiendo señales al cerebro comunicando al mismo la existencia de un daño que no existe. Estas terminaciones nerviosas pueden haber sido dañadas en algún proceso quirúrgico y estar englobadas en una cicatriz como en una episiotomía, o pueden comenzar a emitir señales de dolor sin haber habido ningún daño físico previo en la zona.

Tratamiento de la vulvodinia

El tratamiento debe orientarse según la causa que se sospeche.

La infiltración de toxina botulínica tipo A se ha probado con resultados variables.

A nivel físico se está realizando con éxito la ablación de las terminaciones nerviosas implicadas con láser de CO2, un tratamiento cómodo y fácil que se hace en consulta con anestesia local y que no requiere recuperación postoperatoria. Algo similar a lo que se hacía antes con cirugía convencional.

La propia infiltración de un anestésico local específico para este tipo de patologías, en una o varias sesiones, como tratamiento único, también está dando resultados muy satisfactorios. Es un tratamiento propio de Terapia Neural.

A veces de forma única y en otras como coadyuvante pueden usarse medicamentos como la gabapentina, medicamentos antiepilépticos que también se usan en el tratamiento de dolores neuropáticos y que podrían ser eficaces en muchos casos.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Preguntas frecuentes

 
1¿Cuál es la diferencia entre la celulitis y la grasa?

La celulitis no es simplemente grasa. Es un efecto que altera la apariencia de la grasa bajo la superficie de la piel.

2¿La celulitis es genética?

Sí y no. La genética y las elecciones de estilo de vida en general tienen un impacto en dónde y cuánto se acumula la celulitis. Si eres propenso a desarrollarla, lo que hagas o no, puede minimizar o enfatizar su aparición y comienzo. Independientemente de los factores hereditarios.

3¿Existe una cura para la celulitis?

Hay muchas maneras de prevenir con éxito la celulitis y de minimizar sus efectos. La medicina estética te propone muchas soluciones que pueden aplicarse de manera individual o combinada. Consulta nuestro apartado de tratamiento o ponte en contacto con nosotros para que valoremos tu caso y te ofrezcamos la mejor solución para ti.

4¿Cuándo aparece?

Suele empezar a aparecer después de la pubertad y hay ciertas áreas en las que la celulitis se nota más como nalgas, los muslos, vientre y espalda.

5¿Qué causa la celulitis?

Hay ciertos factores del estilo de vida que contribuyen a la deposición de las células grasas como la falta de ejercicio y o una dieta no adecuada.

La ropa demasiado apretada que restringe el flujo sanguíneo durante largos intervalos también puede provocar celulitis.

Las hormonas y la genética también juegan un papel clave en su formación.

6¿Por qué las mujeres tienen celulitis con más frecuencia que los hombres?

Las mujeres suelen tener un mayor porcentaje de grasa que los hombres. Las mujeres también tienen cantidades desiguales de grasa subcutánea, así como grosor y densidad variables de las capas de piel de la dermis y la epidermis, lo que las hace más propensas a tener celulitis que los hombres.

7¿La celulitis aumenta con la edad?

Sí, ya que la piel pierde elasticidad con la edad. El envejecimiento reduce los músculos y aumenta la grasa, lo que a su vez aumenta la celulitis.

8¿Pueden determinados alimentos eliminar la celulitis?

No hay alimentos mágicos que eliminen la celulitis de la noche a la mañana.

Asimismo, no hay ningún estudio médico que determine que algún suplemento alimenticio ayuda con la celulitis.

 

Tratamientos relacionados

 
 

Artemédica, centro de ginecología estética, funcional y regenerativa en Murcia

El objetivo de esta disciplina médica es mejorar la salud, calidad de la vida sexual así como la estética de las zonas intimas femeninas.