cabecera de resurfacing facial

RESURFACING FACIAL. LA TÉCNICA TOP DE LA MEDICINA ESTÉTICA

LIFTING FACIAL SIN CIRUGÍA

 

RESURFACING FACIAL CON LASER DE CO2 FRACCIONADO

 

El resurfacing facial es la técnica medicoestética facial con la que se puede conseguir tener un aspecto 10 años más joven.

El resurfacing cutáneo consiste en la formación de una piel nueva tras la eliminación de la existente, la regeneración total de la piel, normalmente mediante el uso de un láser, el ideal el láser de CO2.

 

Con esta renovación cutánea hacemos desaparecer los signos propios del envejecimiento como son las manchas, las cicatrices, las arrugas y la flacidez.

 

La nueva capa de piel presentará un color y textura mucho más uniforme y el nuevo colágeno con el que se forma le aportará firmeza y tensión. Es por esto que a la técnica de resurfacing facial también se le llame lifting facial sin cirugía.

 

Qué efectos tiene sobre la piel un resurfacing

 

El resurfacing con láser de CO2 es, con mucho, la técnica con mayores resultados que existe en medicina estética. En el momento actual es el tratamiento antienvejecimiento que consigue mejores resultados estéticos, el gold standard.

 

Es el tratamiento de medicina estética más eficaz y completo ya que trata todos los signos del envejecimiento de manera global.

 

La piel es renovada en su totalidad con lo que se minimizan o desaparecen las arrugas, las manchas, léntigos solares, queratosis, telangiectasias, estrías y la flacidez de la piel.

 

De forma similar a lo que ocurre con los peelings, además de un efecto estético el resurfacing facial posee un tiene un potente efecto terapéutico, pues con la eliminación de la piel envejecida se eliminan lesiones producidas por el daño solar acumulado, muchas de ellas lesiones premalignas como las queratosis actínicas.

 

Cuánto duran los efectos de un resurfacing

 

Los efectos son visibles en cuanto aparece la nueva capa de piel, más o menos a la semana del tratamiento, y sigue produciéndose mejoría a lo largo de los siguientes 6 meses.

 

Los efectos conseguidos a partir de ese momento son permanentes.

 

Cómo funciona el láser de CO2Resurfacing con láser de CO2

 

El láser de CO2 es un tipo de láser ablativo, es decir, es un láser capaz de eliminar de forma controlada capas de piel con el fin de estimular la formación de una piel nueva, un resurfacing de la piel.

 

Su cromóforo o diana es el agua, que como sabemos, es un componente en abundancia de la piel. Cuando la energía láser es absorbida por la piel, produce un daño térmico controlado. El calor es conducido por las capas más profundas, donde, al calentar el colágeno, hace que este se contraiga y estimule la formación de fibras nuevas.

 

La acción terapéutica del daño térmico controlado de la piel conduce a la formación de un nuevo epitelio y a mejorar la calidad de la dermis que, con la formación de nuevo colágeno, tiene como resultado una piel más joven, fresca, tensa y luminosa. Y, lo que es más, la actividad reparadora de los fibroblastos durante la fase de cicatrización produce un estiramiento de la piel que se compacta, tensa y alinea, dando a la piel unas características más jóvenes.

 

Este mecanismo de acción hace que el láser de CO2 tenga aplicaciones que van más allá del rejuvenecimiento cutáneo. Se emplea con éxito en eliminación de lesiones elevadas, pigmentaciones superficiales, y tratamiento de cicatrices, especialmente las cicatrices de acné, además de como un excelente instrumento quirúrgico.

 

Láser de CO2 fraccionado

 

El láser de CO2 se puede usar en modo quirúrgico, ya sea contínuo o pulsado, o en modo fraccionado.

 

En modo quirúrgico se usa sobre todo como instrumento de corte y coagulación. En esta modalidad el daño térmico se produce en toda la superficie de la piel, lo que hace que, aunque es excelente para hacer un resurfacing, también entrañe más riesgos que en modo fraccionado.

 

En modo fraccionado se trabaja con un scanner que dispara de forma que solo incide en unos puntos concretos, dejando piel sana entre ellos. Es menos agresivo y tiene menos riesgos ofreciendo una eficacia muy similar, por lo que hoy en día es el modo de elección para un resurfacing cutáneo.

 

Láser de CO2 fraccionado no ablativo

 

Existe una nueva modalidad de resurfacing no ablativo en modo fraccional.

 

El funcionamiento es idéntico al modo ablativo pero con un daño térmico menor, y con ello, una recuperación inmediata.

 

Ha nacido como un excelente recurso para aquellos que desean hacerse un resurfacing pero no tienen opción a un periodo de recuperación. En contraposición los efectos en la piel también son más suaves, por lo que serán necesarias más sesiones.

 

Disponible a fecha de hoy solo en 6 centros en España, Artemédica es una de las clínicas donde se puede encontrar.

 

Cómo se hace un resurfacing

 

El resurfacing cutáneo es un procedimiento no quirúrgico que se realiza en consulta de forma ambulatoria con anestesia tópica.

 

Tras limpiar la piel con un antiséptico, se va disparando el láser a medida que se desplaza por la superficie cutánea.

 

La duración para áreas como la cara, el escote o un abdomen es de aproximadamente 20-30 minutos. En el caso de zonas pequeñas como los labios (arrugas peribucales o “código de barras”) o perioculares(“patas de gallo”) la duración es mucho menor.

 

Tras el tratamiento la piel aparece enrojecida y se produce una sensación de escozor similar al de una quemadura solar.

 

El periodo de recuperación y regeneración de la piel podrá variar dependiendo de los parámetros utilizados periodo durante el cual se requerirán unos cuidados dermatológicos exhaustivos.

 

Tras ese periodo la piel que se ha tratado se recambia en su totalidad.

 

Y, ¿combina con otros tratamientos?

 

El láser de CO2 combina con cualquier otro tratamiento, si bien muchos de ellos no serán necesarios si se hace un resurfacing cutáneo.

 

Una de la mejores terapias para combinar con el láser de CO2 es el PRP, plasma rico en plaquetas, pues por un lado ayuda y acelera la recuperación en un resurfacing, y por otro lado tiene efectos sinérgicos en rejuvenecimiento cutáneo.

 

Cuántas sesiones son necesarias para un resurfacing

 

En caso de hacer un resurfacing ablativo no fraccionado con una sesión es suficiente.

 

Si se hace un resurfacing ablativo fraccionado, hoy por hoy la técnica de elección, dependerá de la intensidad de los parámetros empleados, pero por lo general serían dos sesiones separadas unas 6 semanas.

 

En el caso de la última tecnología de laser de CO2 fraccionado pero no ablativo, serán necesarias más sesiones.

 

Cuándo está indicado un resurfacing

 

El resurfacing cutáneo está indicado siempre que una piel esté muy envejecida, presente lesiones por daño solar, daño traumático como las cicatrices o roturas por estiramiento como son las estrías.

 

La regla general es que cuanto peores condiciones presente la piel mejores efectos tendrá un resurfacing.

 

Así podemos plantearnos hacer un resurfacing en casos de:

 

  • Envejecimiento cutáneo, tanto el cronoenvejecimiento como el fotoenvejecimiento
  • Arrugas perioculares (“patas de gallo”)
  • Arrugas peribucales(“código de barras”)
  • Retracción de la piel para blefaroplastias no quirúrgicas, o para mejorar la piel tras una blefaroplastia quirúrgica
  • Queratosis actínicas
  • Cicatrices, especialmente de acné
  • Estrías
  • Lesiones elevadas y léntigos

 

Cuándo debe hacerse un resurfacing

 

Si la zona a tratar está expuesta como es el caso de un resurfacing facial, el momento ideal para hacer un resurfacing es cuando la intensidad del sol sea la menor, lo que en nuestra latitud ocurre entre los meses de Octubre y Marzo.

 

Si la zona no tiene riesgo de exposición solar como es el caso de resurfacing genital, puede hacerse en cualquier momento del año.

 

A modo de conclusión

 

Las conclusiones, finalmente podrían ser que:

 

  • El resurfacing cutáneo es la técnica más eficaz y completa que existe en medicina estética
  • Para zonas expuestas, un resurfacing facial, el momento del año es en otoño e invierno, ahora
  • Combina con cualquier otro tratamiento que el paciente tenga hecho, teniendo una especial sinergia con el PRP

 

Si estás pensando en hacerte un tratamiento esta temporada, no dudes en consultarnos.

 

Te recomendaremos siempre lo mejor.

Dra. Montserrat Albarrán Gómez
Nº. Col. 30/28/49454
Médico Especialista en Ginecología y Obstetricia
Experto en Ginecología Estética Funcional y Regenerativa
Máster en Medicina Estética y Antienvejecimiento



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies