Láser CO2 Ginecológico

El láser que mejora tu bienestar íntimo.

 

Láser CO2 Ginecológico

El láser que mejora tu bienestar íntimo.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

ASESORAMIENTO SIN COMPROMISO






Financiación a medida

¿Por qué láser de CO2 en ginecología?

La evidencia científica deja claro que hoy por hoy el láser de elección para tratamientos ginecológicos es el láser de CO2.

En Artemédica contamos con uno de los mejores láseres de CO2 del mercado, Gynelase.

Gynelase/Silklase es un láser cuya potencia, tipo de escaneado de la luz que permite ofrecer el máximo de potencia en cada uno de sus pulsos, y capacidad para fraccionarse le hace uno de los más eficaces a la par que seguro.

En concreto en ginecología, es uno de los pocos que aparece en los estudios científicos que cada vez más demuestran la eficacia de los láseres de CO2.

Aplicaciones del Láser CO2 en ginecología, ginecoestética y ginecología regenerativa

Las aplicaciones principales son:

  1. Sequedad y/o atrofia vaginal
  2. Incontinencia urinaria
  3. Hiperlaxitud o relajación vaginal
  4. Liquen escleroso
  5. Eliminación de verrugas genitales
  6. Vaporización de cervicitis, ectopias y displasias de cervix
  7. Prolapsos genitales
  8. Blanqueamiento genital
  9. Tratamiento de infecciones vaginales de repetición
  10. Cirugía íntima femenina

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

El láser CO2 es el tratamiento que ofrece mejores resultados en Ginecología Estética Funcional y Regenerativa.

Es uno de los tratamientos más versátiles en la especialidad.

Posee posibilidades casi ilimitadas gracias a su gran capacidad de vaporización, ablación, corte y coagulación.

1.- Atrofia y sequedad vaginal. Rejuvenecimiento vaginal.

El láser vaginal de CO2 es el mejor tratamiento para la sequedad y atrofia vaginal que existe actualmente.

Atrofia y sequedad vaginal son términos que aunque suelen emplearse como sinónimos no son iguales.

La atrofia vaginal es un adelgazamiento de las capas  que forman el epitelio de la vagina que altera su ecosistema y funcionamiento, y que tiene, entre otras consecuencias, la sequedad vaginal.

Al ser una patología que con carácter general se da en la etapa de menopausia, término que por desgracia hoy se sigue asociando con envejecimiento, al tratamiento con laser de CO2 para la atrofia y sequedad vaginal se le llama popular y comercialmente con el no muy afortunado término de rejuvenecimiento vaginal.

Suele ser causada por un déficit hormonal como el que ocurre durante la menopausia, y conlleva una serie de síntomas importantes como escozor, picor, dolor en las relaciones sexuales que acaba haciéndolas imposibles, y otros no menores como una mayor tendencia a las infecciones tanto urinarias como vulvovaginales, prolapsos o incontinencia urinaria.

Pero la sequedad vaginal no es exclusiva de la menopausia. Existen cada vez más mujeres en edades más jóvenes que tienen alterado el sistema de lubricación vaginal con una disminución de su función y que por tanto se quejan de sequedad vaginal. Habitualmente la causa también es hormonal, como en el caso de las usuarias de anticonceptivos hormonales, pero existen otras muchas idiopáticas o sin causa aparente.

Los escasos tratamientos que existían hasta hace bien poco eran cremas y comprimidos vaginales, algunos incluso eficaces. Pero el problema de estos tratamientos es la falta de adhesión, pues la mujer acaba abandonando un tratamiento que la obliga a estar pendiente todos los días.

Y llegó el láser vaginal  como uno de los tratamientos más eficaces dentro de una especialidad en auge como es la Ginecología Estética Funcional y Regenerativa.

La capacidad de regeneración celular que ofrece el tratamiento con láser de CO2 del epitelio vaginal, junto con su persistencia en el tiempo hace que hoy por hoy sea la mejor alternativa para tratar toda esta patología que engloba el llamado síndrome urogenital de la menopausia.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

2.- Incontinencia urinaria.

El láser de CO2 vaginal es hoy el tratamiento de elección para la incontinencia urinaria femenina.

El láser vaginal es un procedimiento no invasivo, indoloro con el que se consigue generar colágeno en el tejido conectivo que da soporte y cierra a la uretra. Es un  procedimiento físico que estimula la producción de nuevo colágeno en el tejido conectivo que rodea la uretra, contribuyendo al cierre funcional y anatómico de la misma que evita la pérdida de orina.

Tanto si la incontinencia de orina se da de forma aislada como si acompaña a situaciones como la sequedad, hiperlaxitud o prolapso vaginal el láser de CO2 es el tratamiento de elección pues trataría todas las situaciones de forma simultánea.

Todo esto se hace en consulta de forma ambulatoria, sin pasar por un quirófano y sin dejar estructuras físicas en el tejido como las cintas o las mallas que a la larga puedan dar más problemas.

Los tratamientos clásicos para la incontinencia de esfuerzo consisten básicamente en el fortalecimiento del suelo pélvico. Hasta la fecha solo era posible hacerlo a nivel muscular mediante fisioterapia, y en casos más graves a nivel de tejido conectivo con cirugías en las que se ponía una malla o cinta paralela a la uretra que tenía la función de generar más colágeno a ese nivel mejorando el sistema de sostén y cierre uretral. Estas cirugías eran eficaces para la incontinencia en bastantes casos, pero no trataban el problema de la atrofia, y la presencia de las cintas o las mallas en el tejido solían acabar dando dolor en las relaciones sexuales, dispareunia, con lo que, en el mejor de los casos evitaban las pérdidas de orina pero empeoraban la salud sexual.

Por todo ello queda claro que en la actualidad es el láser de CO2 vaginal el tratamiento de elección para la incontinencia urinaria femenina.

El tratamiento con láser vaginal en el caso de incontinencia de orina está ofreciendo resultados muy satisfactorios, por encima de lo esperado para esta patología.  Y está demostrando ser eficaz ya no solo en incontinencias urinarias de esfuerzo sino también en urgencia miccional y en incontinencias mixtas.

Al contrario de lo que cabía esperar, estamos comprobando que no siempre hay mejores resultados en los casos menos graves, sino que el resultado es muy individual. Pero, a pesar de esto, nuestra recomendación es no dejar un tratamiento con láser vaginal para cuando estemos peor, pues esperar la evolución de la incontinencia solo nos puede llevar a que el grado de gravedad aumente y con ello a teóricos peores resultados que hagan más probable el tener que acabar en medidas quirúrgicas, menos eficaces y con más riesgos y efectos secundarios.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

3.- Hiperlaxitud o relajación vaginal

El  síndrome de hiperlaxitud o relajación vaginal tiene hoy como único tratamiento eficaz el láser vaginal.

La hiperlaxitud vaginal consiste en la sensación de agrandamiento de la vagina con una pérdida de capacidad de fricción durante el coito y, en muchas ocasiones, existencia de ruidos no deseados dentro y fuera de la relación sexual.

Aunque el diagnóstico es subjetivo y  por lo tanto difícil de cuantificar científicamente, sabemos que es una patología frecuente a la que desgraciadamente no se le da la importancia que de verdad tiene para la mujer que la padece.

Si bien puede ocurrir en cualquier momento de la vida de la mujer, se da de forma más frecuente tras el parto; por eso al tratamiento de tensado vaginal como una parte más de la recuperación tras el mismo se le ha llamado láser postparto.

El tratamiento con el láser intravaginal mediante la estimulación de la producción de colágeno en los fibroblastos del tejido conectivo consigue un tensado vaginal que corrige esta situación sin necesidad de una cirugía como es la vaginoplastia.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

4.- Liquen escleroso vulvar

El láser de CO2 es la gran alternativa terapéutica para el liquen escleroso vulvar, una patología frecuente para la que la medicina convencional  no dispone de tratamientos eficaces.

El liquen escleroso es una patología cutánea inflamatoria crónica de origen desconocido en la que la piel se aclara,  endurece y reseca generando un prurito o picor intenso.

 A medida que avanza la enfermedad la piel se va atrofiando y retrayendo de forma que tiende a desdibujarse la anatomía normal de la vulva.  Pueden incluso llegar a desaparecer los labios menores, y quedar enterrado el clítoris y la uretra. La entrada a la vagina se estrecha y endurece haciendo imposible la penetración.

Aunque el liquen no es exclusivo de la vulva, es muy propio de la misma, siendo quizá la enfermedad dermatológica más frecuente en ginecología.

Aparece con mayor frecuencia en la década de los 50, pero puede aparecer a cualquier edad, incluso en niñas muy pequeñas.

Siempre se debe diferenciar de otras enfermedades vulvares que cursen con una sintomatología similar, como el cáncer escamoso de vulva, para lo que es necesario hacer una biopsia.

Una vez diagnosticado, el tratamiento de base de momento siguen siendo los corticoides de alta potencia, el clobetasol. Pero en muchas ocasiones este tratamiento no es del todo eficaz, hay pacientes refractarias, o el liquen evoluciona a pesar del mismo.

Para todos esos casos el láser de CO2 ofrece una alternativa terapéutica que está demostrando ser cada vez más eficaz pues reduce enormemente los síntomas, mejora la apariencia clínica y en la mayoría de los casos logra frenar la enfermedad.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

5.- Eliminación de verrugas genitales

La vaporización con láser de CO2 es el tratamiento de elección para las verrugas y casi cualquier otra lesión benigna que se de en la zona genital. 

El láser de CO2 en su modo de vaporización ofrece una alternativa de tratamiento rápido, incruento, y limpio frente a la extirpación quirúrgica convencional.

En el área genital y perianal prácticamente todas las verrugas que encontremos serán condilomas acuminados producidos por el virus del papiloma humano VPH, aunque pueden darse otras de otros tipos, incluso lesiones con relieve no víricas que igualmente tendrán en la vaporización su mejor tratamiento.

Vaporización con láser de CO2

Con el láser de CO2 se vaporizan las verrugas eliminándolas por completo.

Se hace en consulta,  con anestesia local, tópica o infiltrada, y, dependiendo del número y extensión de las verrugas, suele ser un procedimiento breve y sencillo.

En la gran mayoría de los casos no hay molestias posteriores ni queda ningún tipo de cicatriz.

Extirpación quirúrgica

También es posible hacer una escisión quirúrgica de las verrugas genitales, para lo que igualmente puede usarse el láser de CO2 en modo quirúrgico. 

Pero la cirugía en las lesiones verrucosas es un procedimiento cada vez más en desuso dada la facilidad y mejores resultados obtenidos mediante vaporización con el láser de CO2.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

6.- Vaporización de cervicitis, ectopias, y displasias cervicales

La vaporización con el láser de CO2 se está imponiendo como tratamiento de elección en el caso de lesiones del cuello del útero como las cervicitis y las ectopias.

Estas son lesiones que suelen ocasionar sangrados intermitentes, sobre todo relacionados con esfuerzos o, más comúnmente, con el coito. La paciente presenta una inflamación del cuello del útero que altera su arquitectura, y que hace que sangre con el más mínimo roce o presión.

Al vaporizar con láser vaginal las capas superiores del cérvix se elimina el tejido inflamado haciendo con ello un resurfacing del epitelio del cuello uterino, es decir, originando una capa nueva y sana de mucosa.

Este mecanismo de acción ha hecho que nos planteemos que igualmente la vaporización del cérvix pueda servir para la eliminación del virus del papiloma humano (VPH) que muchas veces está detrás de estas lesiones, y que es la causa del cáncer de cuello de útero y de las displasias que lo preceden.

Estas alteraciones celulares solo son diagnosticables mediante citología, pues mientras el VPH en la piel de los genitales externos y ano suele producir condilomas, en el cérvix o cuello uterino dará displasias celulares no observables a simple vista.

Ya va habiendo estudios que avalan que el láser de CO2 puede ayudar a eliminar el virus de papiloma humano en estos casos, por lo que la vaporización de lesiones de cérvix también va siendo un tratamiento cada vez más indicado en casos de infección por VPH con lesiones cervicales.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

7.- Prolapsos genitales

El láser vaginal es un tratamiento eficaz en casos de prolapso genital leve o moderado, ya sea de útero, vejiga o recto.

La mejoría de los prolapsos se ha ido observando, como en el caso de las infecciones genitales, como efecto positivo añadido a medida que se han ido tratando con el láser vaginal otros tipos de patología como la incontinencia urinaria o la hiperlaxitud. En el proceso de tensado vaginal se puede ver como tanto la vejiga como el recto o el propio útero tienden a reposicionarse en su lugar anatómico previo al prolapso, a la vez que se recupera el cierre del introito vaginal.

En el caso de los prolapsos genitales sí está claro que a menor grado de prolapso le sucede un mayor éxito terapéutico en el tratamiento con el láser vaginal. Por ello tenemos que insistir a las pacientes en que, si creen que pueden ser candidatas a un tratamiento con láser para su prolapso genital, no lo dejen para más tarde, pues los prolapsos por sí solos solo pueden evolucionar a peor, y un prolapso de alto grado ya solo tiene solución quirúrgica.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

8. Blanqueamiento genital

El láser de CO2 es el tratamiento más eficaz para el blanqueamiento de la zona genital.

Aunque el término por el que más se conoce este tratamiento es blanqueamiento genital (blanqueamiento anal, blanqueamiento vulvar, blanqueamiento perineal), nosotros preferimos referirnos al tratamiento como aclaramiento genital, más médico y, sobre todo, más preciso, pues los tratamientos consiguen un grado mayor o menor de aclaramiento de la piel de la zona tratada, siempre persona dependiente, pero no el blanqueamiento que, seguramente, tampoco sería el efecto deseado.

Con el láser genital eliminamos las capas más superficiales de la piel que generalmente están más oscuras, a la vez que aumentamos la permeabilidad cutánea permitiendo la penetración  de activos químicos despigmentantes a capas más profundas. Por eso el tratamiento debe de continuarse con despigmentantes tópicos domiciliarios que completarán el proceso y prolongarán el efecto.

A medida que se va aclarando el tono de la piel es la propia paciente la que decide si son necesarias o no más sesiones.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

9.- Tratamiento de infecciones urogenitales de repetición

Las infecciones vaginales crónicas y recidivantes  así como las infecciones de orina de repetición se ven beneficiadas por el tratamiento con el láser vaginal.

Como en el caso de los prolapsos genitales, el efecto protector frente a infecciones se fue viendo como efecto positivo añadido que ocurría al hacer tratamientos de laser vaginal en pacientes que tenían otra patología como la sequedad vaginal o la incontinencia urinaria. En la mayoría de las ocasiones las pacientes tenían estos problemas englobados en el síndrome urogenital de la menopausia, en el que suelen estar incluidas las infecciones tanto vaginales como urinarias de repetición. Pero en otras ocasiones son mujeres más jóvenes que presentan vaginitis y/o vaginosis de repetición sin estar en edad de menopausia.

El efecto es tan claro que hoy ya existe la indicación de láser vaginal para estos casos de infecciones urogenitales crónicas o de repetición tanto si la mujer está en menopausia como si no.

Entre otros beneficios, los efectos regenerativos del láser a nivel de la mucosa vaginal hacen que el ecosistema vuelva a ser adecuado para defenderse por sí solo de flora patógena.

La explicación no es otra que el aumento de células superficiales en el epitelio vaginal, con mayor descamación de las mismas y una mayor concentración de glucógeno que nutre a la flora saprofita de la vagina. El resultado es una mejoría en flora vaginal más preparada para defender su entorno.

A la vez, la formación de nuevo colágeno hace que vagina y uretra estén mejor cerradas reduciendo con ello la entrada de agentes patógenos.

En Artemédica disponemos del láser ginecológico Gynelase, uno de los mejores del mercado, y una amplia experiencia para resolver tus problemas ginecológicos.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

10.- Cirugía íntima femenina

El láser de CO2 es un láser capaz de cortar y coagular de forma simultánea, y por tanto precisa, fina, mínimamente invasiva y muy hemostática, por lo que es una gran opción para cirugías ginecológicas.

Las cirugías ginecológicas que más se realizan con el láser de CO2:

  • labioplastias
  • cirugías del capuchón del clítoris,
  • drenaje de bartolinitis o
  • extirpación de quistes de Bartholino,
  • reparación de episiotomías o episiorrafias
  • ablación en zonas de punto gatillo en “vulvodinias”

y casi cualquier cirugía que se pueda plantear en la zona.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Cómo actuá el láser CO2 en tratamientos ginecológicos

El láser de CO2 actúa básicamente a través de tres mecanismos de acción

  1. Regeneración, la esencia de su funcionamiento, la ablación del tejido, estimula la formación de uno nuevo sano, su regeneración
  2. Vaporización, literalmente la conversión del tejido en vapor de agua
  3. Corte y coagulación, la base de la cirugía

1.- Regeneración

En la atrofia vaginal, incontinencia urinaria, relajación vaginal, blanqueamiento

El láser de CO2 es uno de los ejemplos más claros de Medicina Regenerativa.

El láser de CO2 emite una luz a una longitud  de onda concreta que es capaz de penetrar en la mucosa vaginal sin lesionar tejido circundante. Este es el mecanismo por el que trata además tanto la incontinencia urinaria como la atrofia y sequedad vaginal.

Aplicado en vulva el mecanismo de acción es el mismo, sirviendo en este caso para mejorar el aspecto de la piel de los labios mayores, tanto para rejuvenecerlos como para, por ejemplo, aclarar el tono cutáneo o minimizar cicatrices como las de hidradenitis pasadas o episiorrafias de los partos.


En mucosa:

La energía se transmite a través de un scanner de forma que, aleatoriamente, se van haciendo microlesiones térmicas que dejan tejido sano entre ellas. En la reparación  de estas microlesiones del epitelio vaginal se genera una gran cantidad de colágeno nuevo que es capaz de dar un nuevo soporte a toda la estructura vaginal y con ello a órganos vecinos como la vejiga, la uretra o el recto.

El epitelio vaginal aumenta el número de sus capas revertiendo la atrofia, y con ellas se recupera la funcionalidad de las glándulas que se encargan de su lubricación, todo ello demostrado con cortes histológicos.

La mucosa vaginal se repara con un tejido completamente restaurado, con las múltiples capas que tenía antes de la atrofia y con sus glándulas correspondientes, con lo que se devuelve a mucosa vaginal su salud, su lubricación y con ello su funcionalidad.


En capas más internas:

A su vez la energía de láser de CO2 es transmitida a capas más profundas que la propia mucosa, tejido conectivo, fascias e incluso se piensa que a plano muscular, donde es capaz de estimular mecanismos regenerativos, producción de proteínas como el colágeno y la elastina, devolviendo también con ello a la vagina su salud anatómica, tensa la vagina y recupera los prolapsos, y funcional por ejemplo de cara a la retención de orina.

Estos resultados han sido comprobados en cortes de anatomía patológica tras biopsias posteriores a los tratamientos,  y están publicados en literatura científica.


2.- Vaporización

En la eliminación de verrugas genitales, ectopias, cervicitis y lesiones displásicas cervicales

Como láser ablativo que es, el láser de CO2 es un láser capaz de eliminar capas de tejido mediante la vaporización o transformación del agua en vapor. Esto le hace ideal para extirpar lesiones sobrelevadas de la piel como son los condilomas genitales o cualquier otra lesión dermatológica que se pueda dar tanto en el área genital como en cualquier otro punto de la geografía cutánea.


3.- Corte y coagulación. Cirugía

Para la cirugía íntima, cirugía de quistes de Bartholino, abscesos etc

El láser de CO2 es un láser capaz de cortar y coagular de forma precisa, fina, mínimamente invasiva y muy hemostática, por lo que es una gran opción tanto para cirugías ginecológicas como las labioplastias o cirugías del capuchón del clítoris, o plásticas como la blefaroplastia.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Preguntas frecuentes

 
1¿Cómo se hace el láser vaginal?
Se realiza de forma ambulatoria, en unos 20 minutos y bajo anestesia local tópica en forma de crema por lo que es totalmente indoloro.
El tratamiento es intravaginal y se aplica con un cabezal cilíndrico que mediante un espejo interno permite acceder a la totalidad de las paredes vaginales.
Tras el tratamiento la paciente puede volver a su vida normal con mínimas o ninguna molestia.
2¿Cuántas sesiones son necesarias?
El número de sesiones con el que ofrecer mejores resultados es variable dependiendo de cada patología y de cada mujer, pero para la mayoría de los casos lo aconsejable es que no sean menos de tres.
3¿Cual es la duración del tratamiento?
La situación debe volver a evaluarse al año o a demanda de la propia paciente.
4Tengo los labios de la vulva muy grandes, ¿tiene solución?

Si, existen soluciones muy efectivas.

Para más información consulta esta página.

5¿Me puedo poner un DIU?
En general el DIU es el método más recomendado por su comodidad, eficacia y menores efectos secundarios.

Para más información consulta esta página.

 

Tratamientos relacionados

 
 

Artemédica, centro de ginecología estética, funcional y regenerativa en Murcia

El objetivo de esta disciplina médica es mejorar la salud, calidad de la vida sexual así como la estética de las zonas intimas femeninas.