Flacidez corporal

Los tratamientos para la flacidez corporal son múltiples y complementarios, pues la combinación de ellos suele ser el tratamiento ideal.

Flacidez corporal

Los tratamientos para la flacidez corporal son múltiples y complementarios, pues la combinación de ellos suele ser el tratamiento ideal.

¿Qué es la flacidez corporal y por qué aparece?

La flacidez cutánea es la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel debida a la pérdida o rotura de las fibras elásticas, que, cuando están en perfecto estado, hacen que la piel pueda distenderse volviendo luego con rapidez a su posición original.

La flacidez de la piel está ocasionada por cambios bruscos de peso, el embarazo o sobre todo, el envejecimiento. A veces es constitucional o patológico, como en determinados síndromes de hiperlaxitud cutánea, y se presenta en pacientes jóvenes que no han tenido ni cambios de peso ni embarazos.

Suele ser más visible en los brazos, abdomen, cara interna de muslos, rodillas y glúteos.

Y puede o no asociarse a flacidez muscular.

La flacidez muscular consiste en la falta de firmeza en el tono muscular que ocurre por inactividad física, adelgazamiento importante sobre todo cuando ha sido con dietas inadecuadas, o por envejecimiento.

Cuando a la flacidez cutánea se superpone la flacidez muscular, los tratamientos deben incluir ejercicio físico como elemento imprescindible para recuperar el tono muscular.


Signos del envejecimiento corporal

Todas las estructuras corporales sufren cambios relacionados con el envejecimiento fisiológico. Y no solo lo hace la cara, el contorno corporal y las extremidades también experimentan envejecimiento.

Los cambios más visibles del envejecimiento corporal son estos.

  • Piel: la principal manifestación es la flacidez cutánea, debida a la pérdida de colágeno de la dermis, la deshidratación y la atrofia epidérmica
  • Tejido graso: la grasa se redistribuye en la superficie corporal, aumentando en el abdomen y tendiendo a disminuir en las piernas
  • Tejido muscular: se pierde volumen y masa muscular, con disminución de la potencia y el tono de los músculos
  • Tejido óseo: hay una pérdida de densidad ósea, con disminución de la altura y cambio de la silueta, más evidente aun en mujeres tras la menopausia
  • Sistema vascular: la circulación de retorno se tiende a volver insuficiente con mayor tendencia a varices y edemas en los miembros inferiores
Pide cita Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Tratamientos para la flacidez cutánea

Los tratamientos contra la flacidez de la piel buscan reafirmarla a través de diferentes mecanismos

  • Estimular los fibroblastos para producir proteínas estructurales de la piel como el colágeno y la elastina
  • Aumentar el grosor de la dermis
  • Engrosar y restructurar la matriz extracelular

Los tratamientos más eficaces son:

¿Podemos prevenir la flacidez?

La mejor manera de prevenir la flacidez tanto cutánea como muscular es con hábitos de vida sanos que incluyan, una alimentación adecuada, con un mantenimiento de peso más o menos constante, un aporte proteico no deficitario, y ejercicio físico regular.

En las situaciones en las que sea necesario perder peso, lo ideal para evitar la flacidez es hacerlo con dietas de aporte proteico, y someterse durante el proceso a tratamientos corporales que ayuden en el proceso de adelgazamiento y a la vez prevengan la pérdida de firmeza, como nuestra plataforma corporal Cyclone.


¿Cómo se valora la flacidez?

El diagnóstico de la flacidez es esencialmente clínico, y solo cuando se sospecha hiperlaxitud cutánea o alguna patología del colágeno se solicitan estudios complementarios.

En muchas ocasiones la flacidez puede confundirse con celulitis. Es lo que llamamos pseudocelulitis, que en los muslos puede dar un aspecto muy similar a la piel de naranja propia de la celulitis.

En otras muchas ocasiones las patologías se dan de forma conjunta, y en la misma paciente darse una celulitis con flacidez añadida.

Preguntas frecuentes

 
1¿Cuándo se presenta la flacidez coproral?

Si bien depende de cada persona, a partir de los 30 años, las personas tienden a reducir su masa muscular y la piel pierde tonicidad. Ambos procesos generan la flacidez.

2¿Es posible retrasar su aparición?

Sí, llevar una vida sana, hacer ejercicio, dormir bien, tomar mucha agua ayudan a prevenir y retrasar este proceso. Además, existen tratamientos muy eficaces para tratarla en cuanto comienza a presentarse.

3¿Los resultados de definitivos?
Con un mantenimiento adecuado, los resultados pueden ser muy duraderos, pero no podemos evitar que el cuerpo siga envejeciendo.
4¿Los tratamientos dejan marcas?
No, cualquier señal del tratamiento desaparece en pocos días.
 

Ven a Artemédica, centro de medicina estética corporal y facial en Murcia

El mejor equipo humano y técnico se unen entre sí para que consigas los resultados que buscas. Cuidamos cada detalle y te damos una cálida atención, con el objetivo de acercar el ejercicio de la medicina estética al arte.