Masajes terapéuticos

Una alternativa eficaz de tratamiento para muchas situaciones fisiológicas o patológicas que pueden verse beneficiadas por la manipulación.

 

Masajes terapéuticos

Una alternativa eficaz de tratamiento para muchas situaciones fisiológicas o patológicas que pueden verse beneficiadas por la manipulación.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

ASESORAMIENTO SIN COMPROMISO






Financiación a medida

¿Qué beneficios aporta un masaje terapéutico?

El masaje terapéutico actúa tanto de manera superficial como en las técnicas de drenaje linfático, a un nivel más profundo, en la grasa y tejidos fibrosos, como en los masajes anticelulíticos, o bien sobre estructuras tendinosas y musculares, a un nivel más profundo, como el masaje deportivo.

Se trata de una forma estructurada de manipulación realizada con las manos, y a veces con los antebrazos y codos, con los que se aplican presiones y movimientos adecuados a unos efectos terapéuticos buscados.

Es al mismo tiempo relajante y terapéutica, por lo que va dirigida en un solo acto a la esfera fisiopsicológica del paciente.

Los beneficios más importantes de los masajes terapéuticos son:

  • Mejorar la circulación sanguínea y linfática
  • Eliminar exudados orgánicos
  • Liberar o flexibililizar tractos fibrosos de los tejidos
  • Distender y relajar los músculos
  • Acción refleja sobre el sistema nervioso
  • Calma el dolor
  • Mejora el bienestar psicológico

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Tipos de masajes terapéuticos

En Clínica Artemédica somos expertos en terapias con masajes, ya sean solos, como los masajes circulatorios para la mujer embarazada, o de forma complementaria a muchos tratamientos de medicina estética corporal como los anticelúlíticos o los de drenaje linfático.

Existen manipulaciones básicas que se harán casi en cualquier tipo de masaje, y otras más específicas que estarán indicadas en patologías específicas.

Así, en todo masaje siempre hay unas manipulaciones drenantes, destinadas a ayudar a eliminar líquidos del especio extracelular. Con estas manipulaciones la terapeuta dirige los fluidos a la circulación de retorno, tanto venoso como linfático.

Y en todo masaje siempre hay un componente de relajación.

Los masajes terapéuticos que más realizamos en Artemédica son:

1.- drenaje linfático

2.- anticelulítico

3.- reafirmante

4.- circulatorio

5.- relajante

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

1. Drenaje linfático manual

En un masaje de drenaje linfático las manipulaciones van dirigidas a favorecer la circulación linfática de retorno, a disminuir la cantidad de líquido retenido en el espacio extracelular. Esto se hace estimulando la contractilidad de los ganglios linfáticos con el fin de incrementar el volumen de linfa drenado.

Su indicación principal es el edema de los miembros inferiores de cualquier causa, ya sea circulatoria (varices), linfática (linfedema) o de causa desconocida.

Y son una parte importante en cualquier masaje anticelulítico, pues en la celulitis sabemos que hay una importante retención de líquidos y toxinas alrededor de los adipocitos.

Drenaje linfático para mejorar los postoperatorios

Otra de sus indicaciones importantes son los postoperatorios. En cualquier intervención quirúrgica se produce un daño en el tejido con rotura de vasos y salida de líquidos al espacio extracelular. Además, la sección de vasos linfáticos va dificultar la eliminación de este líquido extracelular con todos sus productos de desecho del metabolismo celular, que va a tender a acumularse en el tejido. Con el drenaje linfático manual contribuimos a la eliminación de este líquido retenido, mejorando a su vez el estado metabólico de las células en pleno proceso de reparación al llevarnos las toxinas. En combinación con otras terapias como la carboxiterapia, que mejora la circulación existente y forma nuevos vasos, el drenaje linfático se convierte en un tratamiento corporal completo para mejorar la cicatrización y acelerar la recuperación en un postoperatorio.

2. Masaje anticelulítico

El masaje anticelulítico es un masaje terapéutico hecho sobre todo mediante manipulaciones de amasamiento, desfibrosantes, que actúan sobre los tabiques fibrosos mejorando significativamente la “piel de naranja”.

Está indicado en cualquier tipo de celulitis, pero especialmente en celulitis dura o fibrosa. Sus efectos pueden verse potenciados por el uso de sustancias tópicas drenantes o estimulantes de la circulación sanguínea.

3. Masaje reafirmante

En un masaje reafirmante las manipulaciones no difieren mucho de las propias de un masaje anticelulítico, pero tienden a ser más suaves.

Este puede formar parte de un masaje anticelulítico en algún momento del mismo, ya sea para reafirmar la piel que recubre los nódulos de la celulitis, ya sea porque celulitis y flacidez son patologías que muchas veces están superpuestas.

4. Masaje circulatorio

El masaje circulatorio se basa en manipulaciones que estimulen la circulación venosa, la circulación sanguínea de retorno.

En muchas ocasiones se complementa con manipulaciones de drenaje linfático para contribuir a disminuir el edema que con frecuencia acompaña a la insuficiencia venosa, pues insuficiencia venosa y linfática suelen retroalimentarse.

Es un masaje terapéutico que relaja, ya no solo por la propia manipulación, sino por el alivio que produce en las piernas cuando hay patología venosa.

El masaje circulatorio está indicado para cualquier tipo de insuficiencia venosa de miembros inferiores, o para cualquiera que sienta las “piernas pesadas”, sobre todo en épocas de calor, jornadas laborales largas de pie, o por ejemplo, después de viajes largos.

Masaje circulatorio para embarazadas

Pero el masaje circulatorio está especialmente indicado durante el embarazo, sobre todo a partir del segundo o tercer trimestre, ya que toda embarazada tiene comprometida la circulación de retorno por el obstáculo que supone el volumen del útero.

Además la embarazada se beneficiará de manipulaciones que la ayuden a descontracturar la espalda, que con frecuencia duele durante el embarazo por el peso y el cambio del centro de gravedad.

5. Masaje relajante

Todo masaje es, en última instancia, relajante.

Cualquier masaje puede y debe incluir manipulaciones que se ajusten a las necesidades del paciente, que muchas veces serán una mezcla de diferentes técnicas, o que incluso pueden ser diferentes según la zona. Por ejemplo, en el mismo paciente puede ser necesario un masaje anticelulíttico intenso en muslos, más reafirmante en abdomen, y acabar con un masaje descontracturante en la espalda que tendrá un resultado de relajación.

Y finalmente puede ser necesario un masaje relajante cuando nuestro estado físico pueda beneficiarse de un estado mental de mayor tranquilidad, pues como ya se sabe, una mente relajada es más proclive a un cuerpo sano.

Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

Preguntas frecuentes

 
1¿Qué tipo de masaje es mejor para la celulitis?
Existen masajes específicos para la celulitis. Asimismo el drenaje linfático es muy beneficioso.
2¿Duele un drenaje linfático?

No solo no duele nada, si no que es un masaje suave y delicado que se realiza a nivel superficial y sin ejercer mucha presión. Además de efectivos son relajantes.

3Una mujer embarazada puede recibir un masaje?

Hay que tomar algunas precauciones pero les resulta muy beneficioso puesto que, por ejemplo, se favorece el retomo venoso de las piernas. Se puede aplicar estando la mujer sentada o tumbada de lado.

 

Tratamientos relacionados

 
 

Ven a Artemédica, centro de medicina estética corporal y facial en Murcia

El mejor equipo humano y técnico se unen entre sí para que consigas los resultados que buscas. Cuidamos cada detalle y te damos una cálida atención, con el objetivo de acercar el ejercicio de la medicina estética al arte.