Tratamientos contra el acné

Controlar su presencia, prevenir cicatrices, mejorar la salud y el aspecto de su piel y recuperar la confianza.

Tratamientos contra el acné

Controlar su presencia, prevenir cicatrices, mejorar la salud y el aspecto de su piel y recuperar la confianza.

¿Qué es y por qué se produce el acné?

El acné es una de tantas enfermedades de origen no conocido del todo, en la que influyen múltiples factores, ninguno de ellos totalmente claro.

El acné es una alteración de la unidad pilosebácea que puede ir desde un sencillo acné con comedones hasta la forma grave de acné fulminans. Consiste básicamente en la aparición de comedones que en su evolución se pueden sobreinfectar dando lugar a pústulas y nódulos.

El aspecto facial que genera el acné causa complejo en quien lo padece y rechazo social. Esto es especialmente grave en adolescentes, en quienes suele además debutar el acné. Pero los adultos no son inmunes, y también sufren las consecuencias de este rechazo físico cuando padecen acné. Esto ha generado toda una patología psicológica alrededor del acné más grave de lo pueda parecer de entrada.

El acné además puede evolucionar, y las pústulas es fácil que acaben originando unas cicatrices que marcan literalmente, ya no solo la cara, sino la vida de quien las tiene. Las cicatrices del acné tienen además un tratamiento difícil y resultados estéticos moderados.

¿Qué hacen los tratamientos contra el acné?

Los tratamientos contra el acné consiguen:

  • reducir la hiperqueratinización del folículo permitiendo que la grasa salga de la glándula sebácea con facilidad
  • reducir la producción sebácea
  • estimular el recambio y la regeneración celular
  • evitar o combatir la sobreinfección bacteriana
  • evitar que evolucione la enfermedad
  • evitar que aparezcan lesiones residuales como las cicatrices

Nuestra mejor recomendación para tratar el acné es hacerlo temprano, cuanto antes mejor. Cuando tratamos el acné de forma temprana podemos eliminar la lesión inicial, el comedón, evitando los pasos evolutivos posteriores de mucho más difícil tratamiento y peor pronóstico.

Cuando y hay infección está iniciada una reacción inflamatoria mucho más difícil de abordar, y el uso de antisépticos y antibióticos, aunque a veces son necesarios, suele potenciar aún más la respuesta inflamatoria del tejido generando efectos rebote, un círculo vicioso del que puede ser muy difícil salir.

El abordaje del acné debe ser global, tratando de forma simultánea la piel con tratamientos médicos específicos, cosmética domiciliaria adecuada y constante, y tratamientos orales que van desde probióticos (bacterias) hasta retinoides como la isotrenitoina si es necesario. Determinados tipos de anticonceptivos con actividad antiandrogénica pueden ser de ayuda en el tratamiento del acné.

Pide cita Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

¿Por qué se produce el acné?

La cuestión genética es casi indiscutible, pues es la que nos va a condicionar para que otros factores externos puedan afectar.

Las causas hormonales son las más claras, pues casi siempre el acné comienza en ambos sexos en la pubertad, cuando empezamos a alcanzar nuestra madurez hormonal. Y hay algún tipo concreto de anticonceptivos que pueden hacer que salga acné.

Factores alimenticios como el chocolate hoy ya están descartados, pero sí parecen influir por su capacidad para inducir inflación los alimentos con un índice glucémico alto.

Las causas infecciosas está claro que son secundarias, que las bacterias sobreinfectan pero que no son ser el origen. Por eso el tratamiento con antibióticos solo debe hacerse cuando hay infección, intentando tratar el acné de entrada yendo a por las causas que influyen en la formación del comedón, la lesión original.

¿Qué ocurre en el acné?

Los conductos de salida del folículo tienden a obstruirse por un exceso de proliferación de queratinocitos, lo que, unido a un aumento de producción de grasa por parte de la glándula sebácea, que comparte el mismo conducto de salida, produce el comedón. Los comedones son los “granos”, formaciones sobrelevadas rellenas en principio solo de sebo.

Si no se le destapona el comedón y se deja salir al sebo, lo normal es que acabe colonizado por bacterias como el Propionibacterim acnés, produciendo una infección que va a ocasionar una respuesta inflamatoria secundaria.

Por tanto, las manifestaciones clínicas del acné van a ser la muestra de esta evolución de la enfermedad, y van a ir siendo diferentes según la evolución:

  • Lesiones no inflamatorias: comedones cerrados y comedones abiertos (puntos negros)
  • Lesiones inflamatorias superficiales: pápulas y pústulas
  • Lesiones inflamatorias profundas: nódulos y quistes
  • Lesiones residuales: hiperpigmentación y cicatrices

Tratamientos para el acné

Los tratamientos para el acné permiten a los pacientes controlar la presencia de las lesiones típicas del acné, prevenir cicatrices, mejorar la salud y el aspecto de su piel y recuperar con ello la confianza en sí mismos.

 
 
 

Preguntas frecuentes

 
1¿El acné está causado por las hormonas?

Sí, los niveles altos de progesterona y testosterona hacen que las glándulas sebáceas trabajen en exceso.

Por esta razón, el 90% de las mujeres padecen acné en algún momento.

2¿Lavarse mucho la piel evita el acné?
No, por el contrario una limpieza demasiado agresiva puede dejar la piel desprotegida y conseguir un efecto opuesto al deseado.
3¿El sol es bueno para el acné?
A corto plazo lo camufla y parece mejorarlo, pero el sol seca la piel lo que hace que se obstruyan los poros y salgan más granos.
 

Ven a Artemédica, centro de medicina estética facial y corporal en Murcia

El mejor equipo humano y técnico se unen entre sí para que consigas los resultados que buscas. Cuidamos cada detalle y te damos una cálida atención, con el objetivo de acercar el ejercicio de la medicina estética al arte.