Rejuvenecimiento facial

Revierte los efectos que el paso del tiempo y la exposición a factores externos ocasionan en nuestra piel.

Rejuvenecimiento facial

Revierte los efectos que el paso del tiempo y la exposición a factores externos ocasionan en nuestra piel.

¿Qué cambios produce en la piel el envejecimiento?

Pide cita Montserrat Albarrán Gómez - Doctoralia.es

La piel es uno de los órganos en los que son más visibles los efectos del envejecimiento, siendo esto además mucho más marcado en mujeres con déficit de estrógenos.

Al envejecer se atrofia y adelgaza tanto la epidermis como la dermis y el tejido graso subcutáneo.

El cambio más llamativo es la pérdida de volumen de la dermis y el adelgazamiento de la unión dermoepidérmica. En la dermis los niveles de colágeno y sustancia fundamental están disminuidos, lo que conduce a cambios de grosor cutáneo.

En la epidermis se reduce el el número de células de Langerhans, células fundamentales en el inicio y regulación de la respuesta inmune. También hay un descenso en la síntesis de melanosomas, con una distribución más irregular de los mismos, con lo que la piel está menos pigmentada pero donde lo hace de manera irregular, con mayor tendencia a las manchas.

Con la pérdida de tejido graso subcutáneo se pierde volumen en los diferentes compartimentos grasos de la cara, lo que repercute de forma importante en los volúmenes faciales. A esto se une la pérdida de tejido óseo que hace que esto sea especialmente importante en zonas como los pómulos o las cuencas de los ojos que hace que se pronuncien más las ojeras.

¿Qué buscamos con los tratamientos de rejuvenecimiento facial?

Para conseguir un rejuvenecimiento facial existe una amplia gama de tratamientos con los que reducir los signos del paso del tiempo y las agresiones externas.

Los tratamientos para el rejuvenecimiento facial consiguen que nuestra piel recupere la firmeza, elasticidad, hidratación y volumen que va perdiendo en el proceso envejecimiento.

Cada tratamiento consigue este fin a través de diferentes mecanismos, que en conjunto van encaminados a:

  • Eliminar capas de células muertas
  • Eliminar capas dañadas de piel
  • Eliminar lesiones dermatológicas con crono o fotodaño
  • Estimular el recambio y regeneración celular
  • Estimular la producción de proteínas como colágeno y elastina
  • Restructurar la arquitectura de las diferentes capas de la piel
  • Aumentar el grosor y densidad de la dermis
  • Aumentar el grado de hidratación de la piel
  • Unificar el tono y coloración cutáneas
  • Restaurar volúmenes perdidos

Los mejores tratamientos para el rejuvenecimiento facial

Con los tratamientos de rejuvenecimiento facial intentamos revertir los efectos que el paso del tiempo y la exposición a factores externos ocasionan en nuestra piel, para devolverle el aspecto saludable propio de edades más jóvenes.

¿Por qué envejecemos?

El envejecimiento cutáneo incluye dos fenómenos diferentes, el envejecimiento intrínseco o cronoenvejecimento que son los cambios atribuibles solo al paso del tiempo, y el envejecimiento extrínseco, que son todos aquellos cambios que se superponen al cronoenvejecimiento y que son atribuibles a la exposición a factores externos como la polución, el tabaco, la mala alimentación y, sobre todo, las radiaciones ultravioletas, motivo por el que se le llama habitualmente fotoenvejecimiento.

Cronoenvejecimiento

Genéticamente estamos programados para envejecer.

El paso del tiempo altera nuestra piel produciendo una serie de cambios en los tejidos, tanto a nivel morfológico como a nivel funcional.

  • Se atrofia la epidermis, dermis y tejido graso subcutáneo.
  • Se altera la barrera natural que la piel supone para la pérdida de agua.
  • Se enlentecen los procesos de cicatrización.
  • Disminuye la respuesta inmune cutánea.
  • Aumenta la fragilidad vascular.
  • Está comprometida la regulación de la temperatura.
  • Disminuye la producción de sebo.

Por todo esto, clínicamente la piel aparece:

  • Más fina y pálida
  • Más seca
  • Con arrugas finas
  • Menos firme
  • Con manchas
  • Con menor resistencia al desarrollo de tumoraciones

Fotoenvejecimiento

Hay una serie de factores que contribuyen a que este envejecimiento se acelere, el mayor de ellos la radiación solar.

La exposición reiterada al sol sigue siendo la causa principal de envejecimiento cutáneo, y la responsable de la mayoría de las consecuencias patológicas no deseadas.

Los signos clínicos del fotoenvejecimiento de la piel son:

  • Arrugas marcadas
  • Léntigos o manchas
  • Queratosis
  • Comedones actínicos
  • Telangiectasias
  • Pérdida de la elasticidad
  • Coloración amarillenta

Lesiones dermatológicas más frecuentes debidas al fotoenvejecimiento

Lentigos

Los léntigos son manchas de color uniforme que aparecen en zonas de piel expuestas al sol con cara, escote y manos. Son lesiones benignas formadas por una acumulación de melanocitos en la capa más basal de la epidermis. Pueden ser planos o ligeramente elevados, por lo que a veces pueden ser difíciles de diferenciar de la queratosis seborreica.

Elastosis solar

La elastosis solar es la pérdida gradual de las fibras elásticas de la dermis que hace que la piel aparezca atrófica, seca, y con arrugas profundas que llegan a parecer verdaderos pliegues.

Queratosis actínica

La queratosis actínica es una lesión premaligna que se da en pieles dañadas por el sol. Comienza con telangiectasias que evolucionan a placas eritematosas que finalmente se ulceran. Suelen ser múltiples, y aparecen sobre todo en cara, cuero cabelludo sin pelo.

Preguntas frecuentes

 
1¿Qué causa el envejecimiento prematuro de la piel?
Los factores más comunes son los genéticos, los rayos ultravioleta, el tabaco y el alcohol y el estrés.
2¿A qué edad hay que empezar a preocuparse por las arrugas?
Lo ideal es prevenirlas. En general conviene utilizar un protector solar adecuado y, aproximadamente a partir de los 25 o 30 años, cuando las primeras señales de flacidez y arrugas empiezan a aparecer, aplicar los tratamientos que recomiende un experto.
3¿Influye en el envejecimiento que la piel sea grasa o seca?
Las pieles grasas tienden a formar menos arrugas que las secas, si bien éstas son solo uno de los signos de envejecimiento. Otros como la flacidez y la pérdida de luminosidad aparecen indistintamente en ambos tipos de piel.
 

Ven a Artemédica, centro de medicina estética facial y corporal en Murcia

El mejor equipo humano y técnico se unen entre sí para que consigas los resultados que buscas. Cuidamos cada detalle y te damos una cálida atención, con el objetivo de acercar el ejercicio de la medicina estética al arte.